Y tú, ¿qué harías?

por | Sep 14, 2010 | África de cabo a rabo, Angola, Viajar por África | 9 Comentarios

¿Tú qué harías?

Los hechos:

1. El 3 de septiembre, en la ciudad namibia de Oshakati (en el norte del país) nos dan el visado de visita de corta duración para entrar en Angola. A pesar de rogarles por un visado de 10 días, nos lo expiden por solo 7. Problema: el día 13 de septiembre tenemos un vuelo para salir del país hacia Santo Tomé. Eso nos obligará a prorrogarlo en Luanda, un trámite que intuimos dificil pero que en el consulado dicen que es rápido y gratuito.

2. Entramos el día 4 de septiembre por la frontera sur del país. Es decir, el visado caducará el sábado 11. En efecto tendremos que extender el visado por 2 días. Problema: caduca un sábado y la Administración en fin de semana no trabaja.

3. Por lo que conocemos de otros viajeros, solo renuevan los visados cuando vencen, lo cual parece también un problema. Según eso solo podríamos renovarlo el lunes, pero ese mismo día estaríamos saliendo en un avión del país. Es decir, el 13 o cogemos el avión, con un visado caducado, o intentamos prorrogar el visado, obviamente teniendo que retrasar el vuelo (o perderlo).

4. Al llegar a Luanda, hablando con españoles habituados a trámites con la Administración, nos confirman lo que sospechábamos: el tiempo de renovación es incierto. Lo mismo pueden tardar un día que una semana. Eso es, sorpresa, un gran problema: si empezamos la renovación se podrían quedar con el pasaporte por un tiempo indefinido, sin saber con antelación cuándo podríamos salir del país.

5. Tenemos un billete de avión comprado para salir el día 13 por la mañana rumbo a Santo Tomé. Nos gustaría cogerlo aunque, vistas las opciones, podríamos atrasarlo, pero nos dicen que el cambio de billete suele costar $100 dólares por billete…

Con esta situación llegamos a Luanda el jueves 9. Solo tenemos un interés: salir el lunes en el vuelo a Santo Tomé. Hablando con unos, con otros, intentando sopesar qué es lo más prudente, sensato y económicamente razonable se nos presentan las siguientes opciones…

Nosotros optamos por una de ellas, después de pasarnos un día entero de averiguaciones, gestiones, charlas con unos y con otros… pero ¿tú qué harías?

a) Ir al aeropuerto sin intentar renovar el visado. Es decir, intentar salir con el visado caducado. Tocaría contarles la historia a los policías allí. Según sea el policía de inmigración de turno puede apiadarse de nosotros y dejarnos salir, haciendo la vista gorda. O ponernos una multa (que se calcula en $150 por día) por estar ilegales en el país. O incluso, aunque poco probable, retenernos y meternos en la cárcel. O visto esto, sugerirnos que si le damos un dinero ($50, $100, $150… no está claro…) para una «gaseosa» obviar el asunto, lo cual, va contra nuestros principios…

b) Ir a Inmigración el viernes e intentar iniciar el proceso de renovación aunque el visado no haya caducado, explicando porqué lo hacemos y el porqué de nuestra urgencia. Pudiera ser que se apiadaran de nosotros y nos lo renovaran en un día. Pero es poco probable. Pero podría ser que se quedaran el pasaporte más días tramitando la renovación, con lo que no podríamos salir del país, ni pagando multa ni nada, el lunes. Perderíamos entonces el billete de avión ($280 p.p.) y tendríamos que comprar uno nuevo, aparte de los elevadísimos gastos de vivir en este país hasta que saliera el siguiente vuelo.

c) Intentar cambiar el billete de día, retrasarlo 3 días (el siguiente vuelo a Santo Tomé) aunque cueste una pasta, e iniciar la renovación en Inmigración con normalidad. De esa manera, tendríamos más margen por si en vez de un día o dos tardan más tramitar en Inmigración la prórroga. Pero ni aun con esas sabríamos exactamente cuándo lo podrían tener y si el margen de tres días más en el vuelo sería suficiente, por lo que tendríamos que atrasarlo una segunda vez.

d) Hablar con Joao (nombre ficticio) quien por $100 por pasaporte puede tramitar la renovación del visado en el mismo día. De esos cien dólares, apenas 15 ó 20 son para él. El resto, gaseosas a pagar a los funcionarios que, dejando sus otras tareas, dieran prioridad a nuestra solicitud. Vaya, un soborno en toda regla. Pero un soborno que nos puede permitir salir del país a tiempo (el lunes), sin recibir multa alguna al salir (aprox. $150) sin perder un avión ($275)…

Así que ¿tú qué harías?

Pablo Strubell

Editor de La editorial viajera, escritor y guía de viajes. Cuenta con dos grandes viajes a sus espaldas: Ruta de la Seda (8 meses, en 2005) y África de cabo a rabo (12 meses, en 2010-11). En sus pocos ratos libres escribe para este blog así como para Leer y viajar. Por si fuera poco, organiza las Jornadas de los grandes viajes. Y entre una cosa y otra, intenta viajar.

Facebook Twitter   

Compartir este post en redes sociales

 

9 Comentarios

  1. Sofia

    Olá Itziar e Pablo

    Não sei qual foi a vossa opção; mas, tendo a certeza que o «João» me dava a renovação do visto no mesmo dia, avançava os 100 USD para o suborno.
    Angola é um país muito complicado no que respeita aos vistos e às suas renovações e não há muitas opções no que respeita à agilização dos procedimentos burucráticos.
    Os culpados somos todos nós, os estrangeiros, que continuamos a alimentar esta máquina infernal…mas o povo vive de expedientes e precisa de comer todos os dias…
    Não sei o que vos dizer mais.

    Se precisarem de ajuda para alguma coisa e ainda estiverem em Angola, mandem um mail ou telefonem!
    1 abraço
    Sofia

    Responder
  2. begotxu

    ¿CÓMO SE PONE CARA DE JOTA CON LOS SÍMBOLOS DEL TECLADO???

    UFFF…..

    Responder
  3. Tu ahijado

    Dicen que cuando uno viaja hay que respetar las costumbres del país. Si le dan a la «Casera»…………..

    a) o d), aunque no me fiaría de Joao porque igual no te tramitan el visado en el día, o te exige después más dinero, y las consecuencias serían igual de desastrosas.

    Pablo, cierto que todos tenemos unos principios, pero es más fácil defenderlos en países supuestamente democráticos que en estados manifiestamente corruptos como es el caso de Angola. No te lleva a ningún sitio defender unos principios en donde carecen de ellos.

    a, b, c, d o x, estaremos al tanto de la TV. Llevate a Joao al aeropuerto y que distraiga a la policía. En cualquier caso, os recomiendo que os guardéis siempre un as en la manga por si falla la opción elegida.

    besos de tu ahijado.

    Responder
  4. Chicaprima

    Pues yo haría…… creo que lo que ha dicho Sofia (qué ilusión leer portugués)…. Tampoco me gustaría la idea de tener que hacerlo, por aquello de no contribuir con esa corrupción tan extendida, pero la verdad es que parece la «única» solución viable, sin tener que soltar (mucho) más dinero.

    Y al final, qué habéis decidido?

    Animo y a olvidar pronto la decisión…..si es qeu habéis decidido darle los 100 pavos a João…..

    Besos

    Responder
  5. Angel de Benicassim

    Yo la «c» o la «d». No arriesgueis ; ya sé que con el dinero de los demás es fácil decidir pero las demás opciones tienen más riesgo. Si optais por la «d» pensad en que os teneis que integrar tanto para lo bueno como para lo malo( así que gasosa al canto!).
    Luego volved a ser buenos, por favor ….

    Responder
  6. Momo

    Para mi la d) sin dudas!

    Responder
  7. kibrim

    Gallegos (ibericos) brutos tenian que ser estos dos, se ahogan en un vaso de agua. si fueran mas inteligentes se habrian quedado dos dias mas en namibia y listo

    Responder
  8. tomas

    Nosotros tuvimos un problema parecido ya que tenimaos el transit visa de 5 dias para cruzar desde Congo hasta Namibia, y el tercer dia se nos rompio la frago, y nos quedamos 3 dias en un control del ejercito, cerca de Soyo.

    Al comentarles a los militares que se nos caducaba el visado en 2 dias, empezaron a mover el culo hasta que vino el jefe de la aduana y nos acompaño a renovar el visado un domingo con todas las oficinas cerradas, pero gracias a la corrupcion (que por cierto, cuando esta de tu parte es genial) nos extendieron el visado 6 dias mas y pudimos llegar a la frontera de Namibia.

    Responder
  9. Pablo

    @Kibrim:

    Cuánta razón tienes, Kibrim. Ojalá hubieras estado tú allí para aconsejarnos y ayudarnos… (y qué fácil parece todo desde la distancia, ¿verdad?)

    @Tomás:

    Como tú dices, a veces juega a tu favor… y cuando el visado es tan corto, da poco tiempo para que haya errores o problemas logísticos… pero eso es parte de la aventura, ¿no?

    Responder

Trackbacks/Pingbacks

  1. Y tú, ¿qué harías? (#2) - Cómo preparar un gran viaje - […] la misma manera que ya hicimos en nuestro viaje por Angola, te proponemos que juegues con nosotros a “Y…

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Sueñas con hacer un gran viaje?

¡Hola! Somos Itziar Marcotegui y Pablo Strubell, autores de esta web.

Amantes de los viajes como tú, en dos ocasiones lo hemos dejado todo para viajar sin fecha de vuelta: Pablo recorrió la Ruta de la Seda durante 8 meses y juntos recorrimos durante un año África de cabo a rabo.

¿Ya conoces nuestro libro?

Portada del libro Cómo preparar un gran viaje de itziar Marcotegui y Pablo Strubell

Nuestro libro Cómo preparar un gran viaje te ayudará en los preparativos y desarrollo de tu sueño. Resolverá tus dudas sobre visados, dinero, salud, seguridad, trabajo… y muchas cuestiones más. Disponible en papel y e-book y, con cada compra, nos ayudas a seguir viajando y mantener vivo este proyecto.


Últimas entradas en el blog

Nuestros viajes

¡No te pierdas nuestra newsletter!


Entradas relacionadas