Inicio 9 Nuestros viajes 9 Viajar por África 9 África de cabo a rabo 9 La manera malgache de hacer las cosas

La manera malgache de hacer las cosas

por | Jul 24, 2010 | África de cabo a rabo, Madagascar, Viajar por África | 3 Comentarios

Dos meses es lo que tiene: que acabas empapándote bien de un país, conociendo y dándote cuenta de esos pequeños detalles que nos hacen, sin lugar a dudas, diferentes (o en ocasiones, impactantemente parecidos). Y al igual que nosotros hacemos cosas raras como comer calamares rebozados y fritos dentro de un pan o los alemanes llevan calcetines blancos con sandalias, los malgaches tienen su propia manera de hacer las cosas. Aquí os las presentamos:

– Puedes comprar un huevo, tres tomates y un cuarto de litro de leche y ningún tendero te mirará mal.
– No hay gente mayor (la esperanza de vida está en 58-60 años)
– La unidad de medida de venta en el mercado es la lata de leche condensanda (medida grande) o de tomate frito (medida pequeña)
– En muchos pueblos, como en Asia, los pousse pouse (carritos tirados por un hombre) son el principal modo de tranporte en muchas ciudades. En algunas, lás más ricas, por lo menos tiran de los clientes con bici.
– En las mesillas de muchos hoteles te encuentras el nuevo testamento, como lectura de cabecera.
– Las escobas tienen palo largo, un gran avance para un país tan tercermundista.
– No hay retretes con tapa. Ni uno.
– Los taxis y taxi-brousses llenan el depósito solo cuando tienen certeza de partir y lo hacen, siempre, con el motor encendido.
– Es práctica habitual apagar motor en bajadas. Hay que ahorrar.
– Te encuentras virgencitas en hornacinas en caminos y carreteras remotos.
– No está mal visto llevar chaqueta, pantalón corto, sombrero y caminar descalzo.
– Dan las cosas con las dos manos o apoyan una en antebrazo
– Comen tabaco en polvo
– La gasolina es de 91 octanos
– Nunca tienen cambio: aún cuando pagas 200 ar por algo de 100 ar (la menor unidad de moneda) la señora del puestecito no suele tener cambio.
– Con esta gente es un gusto: en los taxi-brousse no se quejan de nada. Ni de ir permanentemente sobrecargados, ni por la estridente música por las noches, ni por las paradas privadas que el conductor hace en todos los trayectos a comprar un saco de carbón, gallinas o naranjas…
– El parque automovilístico es monótono: O la gente tiene un 4L o un 4×4.
– Llevan todo en la cabeza y son capaces de llevar un niño en la espalda y una gallina en la mano simultaneamente.
– Ejercito recibe propinas en casi todos los controles. Gendarmes no.
– Controles de policia revisan el seguro del coche y número de pasajeros pero no el estado del coche (normalmente, demencial)
– Fuman muy pocos.
– Si alguien se nos acerca, es que algo quiere.
– «En cinco minutos» significa una hora después. «Tout suite» un tiempo impreciso que ni el mismo sabe.
– Las litronas son de 650 ml.
– Las brochetas siempre cuestan lo mismo (100ar) pero cambia la cantidad de carne
– Caminan super erguidos («deformación» de cuando cargan cosas en la cabeza)
– En toda casa digna o negocio (en la calle) hay un guardián nocturno, que pasa la noche… durmiendo.
– Hace seis años que cambiaron de moneda y aún se expresan en la antigua… tristemente no saben dividir entre 5 fácilmente (la diferencia entre el valor de la nueva moneda y la antigua) sin duda a causa de la pobre educación recibida.
– Al subir en Taxi-Brusse reparten bolsas para que la gente vomite
– Para qué mear o cagar en letrinas si lo pueden hacer en la calle
– Las señales de las paradas de los autobuses son réplicas de las de Londres
– Buscar piojos y hacer trenzas son uno de los entretenimientos más socorridos en el país
– Cuando ves una niña con un bebé no se puede estar seguro de si es su hija o su hermana
– A los periodicos les ponen una grapa, para que no se puedan abrir las hojas accidentalmente
– Dan la mano fofa.
– A la pregunta «¿cuál es tu plato favorito?» responden «arroz» refiriéndose al arroz blanco que, en realidad, comen para llenarse con algo tres veces al día.
– Puedes tocar todos los panes de la panadería y elegir el que más te guste con la seguridad de que todos los otros clientes habrán hecho lo mismo
– Puedes dormirte en la mesa (sobre el plato, sí) si tardan mucho en traerte la comida y no es de mala educación.

Pablo Strubell

Editor de La editorial viajera, escritor y guía de viajes. Cuenta con dos grandes viajes a sus espaldas: Ruta de la Seda (8 meses, en 2005) y África de cabo a rabo (12 meses, en 2010-11). En sus pocos ratos libres escribe para este blog así como para Leer y viajar. Por si fuera poco, organiza las Jornadas de los grandes viajes. Y entre una cosa y otra, intenta viajar.

Facebook Twitter   

Compartir este post en redes sociales

 

3 Comentarios

  1. ANGEL ( BENIC )

    Madre mía ! me voy de fin de semana y tres historias más y 41 fotos!
    Es que no me dejais trabajar! es broma, lamentablemente, apenas hay trabajo y sois mi forma de evasión.
    Me ha parecido todo muy chulo, aunque esta vez el photoshop se nota un poquitín más. (ahora es mucho mas evidente pero en la 1ª foto caí como un tonto). Mucha suerte, mi mujer tambien se entera de todo , me preguna muy a menudo.
    Espero no ser cansino

    Responder
  2. Itziar

    Angel, de cansino nada! Al contrario: gracias por seguirnos, apoyarnos, comentar las publicaciones y darle vidilla a la web. Y a Marìa, claro, que sé que està en la retaguardia…

    Responder
  3. Andrés

    Parece ser que ahora estais en un lugar más civilizado, eso de las gasolineras es un chute,,,,ya no sabes si perteneces a este planeta…lo viví en USA…viajar al albur cuando dios quiere.

    Los chacales atropellados y la inmersión en la doctrina en el bus,,eso mola tela marinera. Creo que ta os reunireis dentro de poco un montón de gente ahí. Es curioso Namibia, fue colonia alemana hasta la Primera Gran Guerra. Ya direis que impresión os causa.

    Aquí ni hay desierto (todavía) pero el calor es como si lo hubiese. No regreseis.

    Me limito a usar la moto porque voy mucho más refrigerado.

    Brindaré por vosotros esta noche. ¡¡¡Salud pareja!!!

    Un abrazo grande.

    Andrés

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Sueñas con hacer un gran viaje?

¡Hola! Somos Itziar Marcotegui y Pablo Strubell, autores de esta web.

Amantes de los viajes como tú, en dos ocasiones lo hemos dejado todo para viajar sin fecha de vuelta: Pablo recorrió la Ruta de la Seda durante 8 meses y juntos recorrimos durante un año África de cabo a rabo.

¿Ya conoces nuestro libro?

Portada del libro Cómo preparar un gran viaje de itziar Marcotegui y Pablo Strubell

Nuestro libro Cómo preparar un gran viaje te ayudará en los preparativos y desarrollo de tu sueño. Resolverá tus dudas sobre visados, dinero, salud, seguridad, trabajo… y muchas cuestiones más. Disponible en papel y e-book y, con cada compra, nos ayudas a seguir viajando y mantener vivo este proyecto.


Últimos podcasts de viajes

Últimas entradas en el blog

Nuestros viajes

¡No te pierdas nuestra newsletter!


Entradas relacionadas