Llegó el 10 de abril y con él, nosotros a Estambul. Ha sido una escala en la que nos hemos sentido como en casa: conocemos la ciudad, Roger y Oznur nos han acogido y tratado como reyes, hemos visto a los amigos de allí y compartimos con Bárbara y Abel el último día de su viaje y el primero del nuestro.

No hemos visitado ni una mezquita ni un bazar ni un hammam, lo único que hemos hecho ha sido comer, beber, jugar al backgammon y seguir comiendo. Ha sido un respiro tras la vorágine enloquecida de las últimas semanas en Madrid. Por cierto, ¿sabéis qué hace un turco cuando gana un juego (el primero que gana cinco partidas)? Cierra la caja de backgammon -que aquí se llama tavla– y, junto con una palmadita en la espalda, se la da a su oponente y le dice que se vaya a practicar. Algunas españolas también lo hacen…


Tras un par de días en formato vacacional, volamos rumbo a Sudáfrica: doce horas hasta nuestro destino, Ciudad del Cabo. Imaginaos nuestro estado al llegar: cansados, sucios y despeinados. Lo bueno es que no se cambia de meridiano y nos ahorramos el jet lag. Además, tenemos la suerte de tener unos amigos que viven aquí, Miquel y Eva, quienes nos han acogido en su casa (¡gracias!), así que nuestra llegada ha sido bastante fácil.

Nos lanzamos a explorar la ciudad. Asomada al Atlántico y protegida por la majestuosa Table Mountain, llama la atención cómo en apenas unas manzanas conviven enormes y modernos edificios de oficinas con mercadillos de artesanía africana e iglesias de aspecto centroeuropeo. Por la mañana el centro de la ciudad es muy activo, con gente y mucho tráfico, aunque no excesivamente bullicioso. A partir de la hora en la que cierran negocios y bancos, todo el mundo se retira, llenando las carreteras y las estaciones de autobús.

Nuestro hogar temporal en Mother City (así llaman a Ciudad del Cabo) está en un barrio residencial. Al caminar por él se ven casas unifamiliares, con jardín y rodeadas de árboles, se respira tranquilidad… hasta que aprendes lo que significan los carteles que casi todas las casas tienen en sus preciosas vallas blancas: “armed response” y “live wire”, o sea, que a los intrusos se les responde con armas de fuego y que las vallas están electrificadas. En casa de Miquel y Eva -y no será la única- junto al marco de la puerta de las habitaciones, hay unos discretos botones en los que pone “warning”: son los que hay que apretar si entra alguna visita indeseable para que venga un comando a responder a la intrusión con armas de fuego. Espero que no pulsen el botón cuando después de tres días vean que seguimos aquí…

¿Os gustan los deportes de riesgo, la emoción, la aventura? ¡Viajad en taxi compartido! Toda una experiencia.


Vídeos y fotos en sus respectivas secciones.

Itziar Marcotegui

Su primer gran viaje fue recorrer África de sur a norte, en transporte público, durante un año (entre 2010 y 2011). Parece que le gustó la experiencia y cada año pasa varios meses fuera de casa descubriendo el mundo.

Twitter 

Compartir este post en redes sociales

 

Etiquetas: repaso rápido

5 Comentarios

  1. François

    No sé si cruzasteis el Bósforo pero si es el caso, son 3 continentes en un sólo post. Empezamos a una velocidad de vértigo!
    Y 154 admiradores en Facebook, c’est pas mal!
    Besos a los dos.

    Responder
  2. sor

    Madre mia que miedo tienen que estar pasando para poner vallas elctrificadas. Por lo menos habeis podido conocer otra realidad. ¿para cuando Madagascar? besos y abrazos A.

    Responder
  3. Lucía Caramés

    Guauuuu, me encanta leer todo esto!!! me alegro que tod marche muy bien!, os mando un beso muy fuerte!!!! bonicosss!!!

    Responder
  4. Clarissa

    Hubo una epoca en Brasil que tambien existian taxis de estos! Me encantan! Jejeje…Mucha suerte chicos! Besosss!!!

    Responder
  5. Avia Meli

    Today , May 2nd, I have finally brought myself up to date in yr fantastic journey! How about adding some photos, can you ? Keep them coming! I wonder where you are as I write this??? Madagascar when? Besos, kisses, love, petons Meli

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Sueñas con hacer un gran viaje?

¡Hola! Somos Itziar Marcotegui y Pablo Strubell, autores de esta web.

Amantes de los viajes como tú, en dos ocasiones lo hemos dejado todo para viajar sin fecha de vuelta: Pablo recorrió la Ruta de la Seda durante 8 meses y juntos recorrimos durante un año África de cabo a rabo.

¿Ya conoces nuestro libro?

Portada del libro Cómo preparar un gran viaje de itziar Marcotegui y Pablo Strubell

Nuestro libro Cómo preparar un gran viaje te ayudará en los preparativos y desarrollo de tu sueño. Resolverá tus dudas sobre visados, dinero, salud, seguridad, trabajo… y muchas cuestiones más. Disponible en papel y e-book y, con cada compra, nos ayudas a seguir viajando y mantener vivo este proyecto.


Últimas entradas en el blog

Nuestros viajes

¡No te pierdas nuestra newsletter!


Entradas relacionadas